Enfermera Reinalda Balancini de Rodriguez

 

Salta, 23 de Julio de 1915

Buenos Aires, 28 de Junio de 1981

 

Reynita (Nombre popular con el que se la conocía) nac en Salta el 23 de Julio de 1915, a temprana edad contrajo matrimonio con un gendarme, quien la llevo a extender su labor a algunas provincias del país, como Córdoba donde empezó como auxiliar de un médico pediatra, y luego Formosa, donde allá por el '41 atendía indígenas del lugar y solicitaba al gobierno ropas y alimentos para esos necesitados, viajando reiteradamente a la Capital, a las droguerías y laboratorios, los que consigue por fortuna y reparte entre todos. A causa de la enfermedad de su hijita, le otorgan el pase a su marido a Capital donde podría recibir mejor atención, y se alojan en el barrio Los Perales.

Aquí se gradúa de Enfermera  y continuó sus labores en el hospital Santojiani, el centro de salud de Mataderos, donde muchas veces terminaba en enfrentamientos con sus superiores, por organizar fiestas para recolectar dinero para el bienestar de los internos.

Siempre quedándose después de hora por su cuenta, y además sumándose al hospital de niños gratis, cuidando niños huérfanos y madres atribuladas.

Por muchos años en forma anónima y gratuita, cuando regresaba a su casa en Ciudad Evita, la esperaban para vacunar, dar inyecciones, hacer domicilios, etc. ya que en esta época no había sala de primeros auxilios y todos recurrían a ella como primer socorro.

Nunca puso precio a su trabajo, muchas veces dió para que compraran medicamentos, era "el hada buena del barrio", cuando salía de su casa hasta el mercado adjunto (70 mts.) con su andar lento y su salud ya deteriorada, recibía el homenaje de grandes y chicos, pues era querida como nadie, abrazos y besos eran su fiel paga por el amor prodigado durante años de sembradío.

El 1º de Julio de 1984, por iniciativa de Edmundo Protto, un vecino conocido y respetado por todos en Ciudad Evita; y con el apoyo de Andrés Bebilacua, la comisión de homenaje del consejo deliberante, inauguró oficialmente el cambio de nombre de la avenida El Zorzal, poniéndole el nombre de una enfermera, único caso en el país.

Increíblemente, en Junio de 1996 ocurrió que un grupo de ecologistas se dirigió en aquel entonces al Intendente Cozzi pidiendo que vuelva los modificados nombres de las calles a sus anteriores denominaciones de Flora y Fauna Norteña como fue originalmente en la ciudad. Incluyendo la Av. Enfermera Reinalda Rodriguez lo que desato una división entre vecinos, pero finalmente triunfo la postura de que si las calles deben tener nombres que sean de personajes que realmente se pusieron la camiseta por la ciudad, lo que es bastante lógico ya que si bien los nombres de pájaros son muy hermosos, no marcaran el ejemplo a los que continúen viviendo en la ciudad que seria lo mas lamentable que podría ocurrir.

 

Fuente:  www.cdadevita.com.ar

 

 

 

 

GRACIAS  POR  VISITARNOS

 

.
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters